Nuestra Cocina

La fantasía revela su rostro al mundo material como lúdico ingrediente que estimula de manera inmediata los sentidos.

El color, la sal y los fermentos: el alimento del alma; así es como ocurre la magia en Santo Coyote, donde se mezclan los olores, sabores y colores para dar origen al reencuentro con la antigua cocina mexicana.

Sabores prehispánicos y el exquisito calor de nuestra tierra.

La antigua cocina mexicana ha tomado ya un valor importante en el mundo. El chile, la tortilla, el chocolate entre otros elementos forman ahora la principal base de la gastronomía mundial.  La fabricación del pan, la tortilla y los quesos de casa, hacen de la cocina un lugar casi sagrado, base de nuestra cultura y nuestras tradiciones familiares mexicanas. 

Es un placer mostrarnos ante el mundo bajo estos conceptos.